lunes, 15 de junio de 2009

Yo confieso: Me enamoré de un puerco

Hace un par de días, me dispuse a disfrutar del campo (de hecho no, fui obligada: o sea a fuerzas como dirían en mi rancho), pero me encantó.

Cococí a varios personajes, entre ellos a un simpático lechón y quiero que sepan: me enamoré de él. Ahora quisiera uno, para tenerlo siempre conmigo, aunque creo que se me haría cruel de alguna forma, o sea, el tenerlo solo y encerrado como estoy yo -no quiero esa vida para ti pequeño -.

2 comentarios:

Ami dijo...

he estado tan ausente. pff.. yo nunca he visto un puerquito bebe.. pero seguro me encantaria tambien.. cualquier animal bebe es terriblemente encantador! TE QUIERO SEAHORSE!

Erika Casiopea dijo...

jajaja parecemos hermanos jajaja