viernes, 11 de septiembre de 2009

Mi ipod no tiene nombre, mi pene tampoco.



De verdad que no. Ni mi computadora, ni mi ipod, ni mi pene, de hecho nunca he tenido un ipod, ni un pene (que yo recuerde); computadora sí y aunque a veces le hablo, la regaño, como supongo hacemos todos (¿verdad? ¿verdad qué sí?), no le he puesto ni le pondré nombre.


El punto es que varias personas gozan de ponerle nombre a su celular, a su laptop, a su ipod, a su pene, a lo que sea. El hombre en general (nótese que me defeca el especificar: hombre y mujer) disfruta al hacerlo, se regocija al creer que sus amigos (igual de simpáticos que él) disfrutan escuchar en cualquier momento el nombre y/o epíteto extraño encaminado a su taza de café. Aquí algunos ejemplos:



1.- Mi celular se llama Eulalio
2.- Mi laptop se llama Domitila
3.- Mi ipod se llama Fredesvindo

4.- Mi pene se llama (inserte un nombre con personalidad)



Los primeros tres ejemplos dejan clarísimo dos aspectos. El primero es que dependiendo el sexo del artefacto o miembro, será el nombre, ya que no podemos ponerle Domitila a un ipod, no sería correcto, ya que aipod no se escucha femenino, se escucha como algo de machos ¿ajá? Por eso elegí Fredesvindo.


La segunda cosa evidente en los primeros tres ejemplos es que: la mayoría de las veces llevan nombres raros, o sea divertidos.


Vayamos al cuarto ejemplo. Está bastante claro para todos que un pene no puede llevar un nombre femenino, eso no se debe de hacer, pues. Debe de llevar además un nombre con mucha personalidad, que haga sentir al pene cómodo y sobre todo guapo y seguro de sí mismo. Algo así como Brad... (chéquese el sarcasmo).



Sigo en el mismo tema. Pero ya hablando de (que es lo que me sale más natural), yo también soy fresca y no lo sabía. Hoy me percaté. No le puse nombre a la uña del dedo gordo de mi pie derecho, pero le puse nombre a mi vida. No a La Vida, sino a la vida mia de mí. Fue sin darme cuenta, ocurrió gracias a mi tía María, que siempre cantaba una canción.


Mi vida se llama Mariana, sinceramente no tengo nada en contra de ese nombre, nunca he conocido a una Mariana que me caiga mal tampoco, pero no me agrada, hubiera querido ponerle otro nombre, hubiera querido elegir el nombre de mi propia vida. Pero sin querer, se me salió de las manos. Ahora no puedo retroceder, ella ya se acostumbró a ese nombre...


Así son las cosas de la vida Mariana.

25 comentarios:

Erika Casiopea dijo...

Chequen el número de palabras en negritas. De nuevo ¿ajá?

Ninja Peruano dijo...

Mi pene se llama Jesús.

a p n e i c a dijo...

por aquí por España, el pene es femenino, porque se llama polla, como la hembra del pollo. y el órgano femenino es masculino.

en lugar de usar "hombre" para hombre y mujer, hay muchas otras opciones, como persona, ser humano... persona es una gran palabra.

saludos.

Ricardo Florest dijo...

mmmm. estoy decidiendo el nombre de mi pene, puede ser.."el último "el guerrero", "jeremy", "el implacable", o también "el jazzista", tantos nombres...jejejej gracias por pasar a visitar, ya estas en favoritos :)

Espérame en Siberia dijo...

Jajajaja, caray. Últimamente a mi nombre le llueve sobre mojado. Debe ser porque en los últimos años ha habido un Boom con ese nombre y ahora hasta la vida de alguien fue bautizada como Mariana.
Yo jamás le he puesto nombre a algún aparato electrónico. Pero sí a mis peluches, esos tienen nombres de lo más variados.

Y nada, buenas vibras para tu vida que resultó ser mi tocaya.

Violetta dijo...

hahahhahaha ya se, yo tambien suelo ponerle nombres a mis cosas y a las partes intimas de mis amigos hahaha por ejemplo mi guitarra acustica se llama "Lola" y mi guitarra electrica se llama "Valentina" y mi camara "sigisfruta" hahahaha xD

=Jota= dijo...

Yo no tengo iPod

[MnS] dijo...

¿Y que hay de las bubis y tu aquellito? Así como los hombres bautizan a su mano y pene, las mujeres hacen lo mismo con bubis y vagina.

¿A que no?

Anónimo dijo...

no es bonito aveces porque una vez mi novio no le puso un nombre bonito a mi vagina, la llamaba como a su mamá.

No sé si era aproposito.
Lindo blog

El Fhercho dijo...

porque es viernes y estas enamorada? o sea, no entiendo que tiene que ver la etiqueta? quien es mariana? porque mariana? porque no romina?

Lou dijo...

Jaaaaaaaaaaa.
Yo le ponía nombre a todo cuando era puberta, ahora ya no. Pero sigo llamando a las cosas por su nombre.

Por ejemplo, llamé al pene de un ex Beto. Ahora nunca lo haría, pero a su pene le sigo diciendo Beto.

:)

La Alicia dijo...

Yo nadamás le pongo nombre a los coches. Mi coche tiene un nombre bien bien bien bien ridículo.

Y a los penes también, claro.

Al ipod no porque no tengo ipod.

Michelle dijo...

una entrada que me entretuvo bastante.

agradable blog :)

Anónimo dijo...

Tu blog hace feliz a mi pene (que se llama Gelasio)!!!

Erika Casiopea dijo...

El fercho:

"es viernes y estoy enamorada"

todos los viernes lo estoy, sin importar de que trate el post.
Romina es un lindo nombre, pero el nombre no estuvo en mis manos.

DIAVOLO dijo...

Jajaja... yo no le pongo nombre a esas cosas, pero si quieres darme ideas...

Besos.

Blas E dijo...

Saludos señorita.

Muy buen blog.

un dato para usted, que tiene una "fijación" por las etiquetas psicológicas... ha de saber que su post me recordó a un individuo, psicólogo alemán, creador y conceptualizador de la Gestalt, quien hizo una "prueba" para estudiar percepcion y algunas conclusiones discutibles...
entre muchos, un enlace que habla de ello...
http://noumenoides.wordpress.com/2007/08/27/¿booba-o-kiki/

Carlos Antonio Trejo dijo...

El blog es pretencioso y tonto, revisando la edad de la posteante veo porqué

Erika Casiopea dijo...

Blas E:
No estoy familiarizada con la psicología jaja. Me da miedo hasta cierto punto. Es más, los psicólogos son causantes de ciertos traumas en mi vida. Gracias por el dato, ya lo chequé :)

Erika Casiopea dijo...

Carlos Antonio Trejo:
Gracias por leer el blog. Sólo que esas cosas que dices: son ciertas, y todos lo sabemos pues, jeje, que hasta yo lo he aceptado. He explicado como soy en muchas de las entradas, así que no me comentes como si yo pensara que no es así, por favor.

De cualquier forma gracias por la observación.

Ah, y dejo unos links pues :)

Aquí me declaro pretenciosa
Acá me adjudiqué varios adjetivos
Aquí acepto que mis post son sin sentido
Aquí acepto que me comporto como una tonta
Y acá hay algo parecido

Un saludo

Alandroide dijo...

Divertido, aunque todavía no comprendo por qué le pondrías nombre a algo que no existe como tal en tu vida (el ipod y el pene), en fin, tus razones tendrás.

Felicidades por tu blog.

Paz, saludos.

shalomultidimensional dijo...

1- si tuviera un pene, lo llamaria el principe alberto
2- que comentarios tan extraños te dejan
3- cuando se hace lo de los huaraches
alga te amo besos

Mr. Zeus dijo...

eso de los nombres del pene es en verdad cierto, pues siempre empleamos el nombre más rimbombante o que exalte la virilidad hasta el punto más ridículo, por eso el mío es simplemente Mr. Zeus.
Sobre el género de las cosas, me pusiste a pensar, pues simpre he creído que mi auto es una mujer a la que manejo a mi antojo jajajaja

Elvira Rebollo dijo...

Mi laptop no tiene nombre pero es verdad que nos pasamos el día de cháchara (yo por lo menos, él sólo escucha)

Sex Shop dijo...

Muy Buenooooooo!!!!!